Conociendo Occitania

Uno de los destinos turísticos más visitados en el mundo, es Francia y es que toda su geografía y variedad cultural, aparte de excelente gastronomía ofrece todo lo necesario para ser el lugar ideal para salir de la rutina. Son tantos los lugares por visitar que algunos pueden pasar inadvertidos.

El sur de Francia ofrece la oportunidad de descubrir Occitania. Este lugar del que muchas personas no han oído hablar todavía se trata de un área histórica de dominio de la lengua occitana, la cual se extiende por la mayor parte del sur de Francia, la comarca catalana de la Vall d´Aran. Los valles occitanos italianos del Piamonte y Mónaco.

De Foix a Toulouse

Desde la Península Ibérica son muchas las opciones al momento de entrar a Francia, la más recomendada es cruzar por la frontera de Puigcerdá, situado a más de 1200 m de altitud donde destacan su espectacular lago artificial y casas residenciales.

La seguridad en toda la zona es algo que los habitantes han procurado brindar a los visitantes, por esa razón contratar un servicio profesional de seguridad, especialista cerrajero disuade las intenciones de alterar su tranquilidad.

Después de ese punto y a 85 km está Foix, una localidad acogedora de unos 10.000 habitantes cuyo principal monumento es el Castillo de los Condes. La arquitectura de las torres pertenece a los siglos XII, XIV y XV. Las pequeñas calles con un aire medieval para llegar allí le transportarán a través del tiempo creando una sensación única.

Continuando el viaje hacia Toulouse, capital del departamento del Alto Garona y de Occitania, además de ser la capital histórica de la provincia del Languedoc. Donde es ineludible visitar el Capitolio, la Basílica Saint-Sernin, el Claustro delos Jacobinos y la Catedral de Saint-Étienne.

Saint-Cirq Lapopie – Gruta de Pech Merle-Rocamadour

Son 126 kilómetros los que separan Toulouse del pueblo de Saint-Cirq Lapopie. Declarado Monumento Histórico y pueblo preferido por los franceses en 2012, esta pintoresca localidad se encuentra situada en pleno corazón del Parque Natural des Causses du Quercy, cuya arquitectura popular, muesos y talleres de artesanía le robarán el corazón.

Después de disfrutar del encanto de Saint-Cirq Lapopie continúe el recorrido hacia el municipio Cabrerets, desde donde podrá visitar las encantadoras Grutas de Pech Merle.

Considerada uno de los lugares más importantes en el arte paleolítico de Europa, este monumento histórico francés está compuesto por una cueva con una longitud de 1 km de galerías y siete salas que albergan en su interior 70 representaciones animales y humanas en pinturas de hasta 29.000 años de antigüedad.

Continuando el recorrido llegará a Rocamadour. Esta ciudad es punto preferido de peregrinación y se distribuye en tres niveles de altura que son el pueblo, el santuario y el castillo. Al llegar podrá visitar la gruta de las Maravillas, cavidad con dibujos de más de 20.000 años que es obra de los primeros habitantes del valle de la Dordoña.

No muy lejos de ahí se encuentra Foret des Singes o Bosques de los Monos, donde en un área de 20 hectáreas se encuentran habitadas por colonias de macacos.

error: Content is protected !!