Conoce el imponente Puente del Gard

El Puente del Gard, es un monumento que simboliza la arquitectura romana, que se encuentra entre Nîmes y Aviñón, y en el año 1985 fue declarado Patrimonio Mundial, por la UNESCO. Hoy te presentaremos algunos datos valiosos y un poco de su historia.

Monumento histórico

Este reconocido puente se encuentra ubicado a 35 minutos al noroeste de Nîmes, y es, sin dudas, el monumento con mayor antigüedad que recibe el mayor número de visitas de Francia.

El Puente del Gard tiene 49 metros de altura y su nivel más largo, tiene 275 metros de longitud. Su construcción consta de 3 niveles, cada uno con características que lo diferencia de los otros dos.

Nivel bajo. Conformado por 6 arcos, cuenta con 142 metros de longitud y 22 metros de altura, en cuanto al grosor, es de 6 metros.

Nivel medio. Presenta 11 arcos, su longitud es de 242 metros y 20 metros de altura, el grosor es de 4 metros.

Nivel superior. Este cuenta con 35 arcos, un total de 275 metros de longitud, 7 metros de altura y su grosor es de solo 3 metros.

Un poco de historia

Este es un puente acueducto, que fue construido por los romanos durante el siglo I d. C., es una construcción excepcional, sin el cerrajero, arquitecto, o la tecnología que conocemos en la actualidad. Como se ha mencionado anteriormente, está conformado por 3 niveles, su nivel superior, originalmente, contaba con 47 arcos.

Lo asombroso, es que esta construcción fue realizada en un periodo de 5 años y fue necesario el trabajo de un millar de hombres. Es impresionante, como una estructura de esta magnitud, con más de 2000 años de historia, aún permita ser parte del presente, sin haber recibido muchos daños.

Según la historia, su construcción fue atribuida a Marco Vipsanio Agripa, el yerno de Augusto. Fue diseñado para llevar agua desde los nacimientos de Uzés hasta la actual Nîmes.

Fue construido sin argamasa, las enormes piedras se mantienen unidas por grapas de hierro, y se emplearon poleas para llevar la mampostería a su lugar, aparte de la necesidad de construir un complejo andamio, que fue el que aguantó toda la estructura, durante su construcción.

Y, aunque a partir del siglo IV hubo un descuido en el mantenimiento de esta estructura, por lo que los sedimentos comenzaron a crear obstrucciones y en el siglo IX, quedó inservible, la gente comenzó a llevarse las piedras, pero la estructura soportó este abuso y la mayor parte del puente, permanece intacta.

A partir del siglo XVIII, este acueducto comenzó a ser utilizado como puente, ya que facilitaba el tráfico peatonal, para atravesar el río.

El recorrido que recordarás por siempre

Al visitar esta impresionante estructura, podrás apreciar, que a pesar del tiempo, las marcas hechas por los trabajadores originales del puente acueducto. Dichas marcas eran utilizadas para saber dónde se debían colocar las piedras.

Por otra parte, durante tu visita, podrás apreciar 165 hectáreas de naturaleza, la cual ha sido preservada, con la finalidad de garantizar protección a este monumento.

Podrás pasear por lo que se conoce como el Itinerario Memoires de garrigue, que se traduce como Memorias de la garriga, la cual te conduce por viñas, olivos y otros espacios para que puedas apreciar los restos del acueducto.

error: Content is protected !!