Conoce a Occitania a través del circuito Pueblos con Encanto

En el circuito Pueblos con Encanto, el itinerario recorre algunos de los más bellos pueblos de Francia, que se inicia en Collioure, Joya de la Cote Vermeille, para seguir su desplazamiento por Saint-Guilhem, que es un paraíso de belleza natural indómita.

Cordes-sur-Ciel, pueblo lleno de varias leyendas sobre un promontorio rocoso, Rocamadour, Conques, parada ineluduble en el camino hacia el Puy, el más conocido de los caminos que conducen a Santiago de Compostela.

Pueblo de Collioure

Está situado a 190 km al suroeste de Montpellier, 2 horas 15, o a 240 km al sureste de Toulouse 2 horas 30, Joya de la Cote Vermeille, a veinte kilómetros aproximadamente de la frontera española.

Collioure, un antiguo pueblito de pescadores cuyos barrios se mantienen auténticos brindando hermosas estancias de encanto para los turistas.

Les sorprenderá su rico patrimonio, en el siglo XIII, La Cote Vermeille era tierra de los Reyes de Mallorca y de Aragón, el castillo de Collioure fue fabricado y usado por los reyes como residencia de verano en orillas del mar mediterráneo.

También recibió a Antonio Machado y su familia en exilio en 1939, desde ese momento se quedaron en el pueblo, hoy en antiguo cementerio, donde están enterrados sus restos, y la casa donde habitaba su familia, son sitios de peregrinación y meditación.

Itinerario Collioure – Saint – Guilhen –le –désert

Saint-Guilhen es un paraíso de belleza en una naturaleza indómita, el hermoso valle del Hérault, Sainth-Guilhem-le-Désert es una etapa obligada en la Vía Tolosana.

En este sitio donde, en torno el año 1000, llegaban los peregrinos desde el Oriente e Italia con ruta hacia España, así como llega una persona a la cerrajería a pedir la ayuda del cerrajero, haciendo un alto en la Abadía de Gellone, que fue fundada en el 804.

Esta Joya del románico alberga las reliquias de San Guillermo y fragmentos de la cruz de Cristo, una donación de Carlomagno, el desarrollado en la margen izquierda del arroyo Verdus, el pueblo que fue catalogado entre los más bellos de Francia, es un pueblo travesía.

Las ventanas románicas o renacentistas y las arquerías revelan la identidad medieval de la cuidad, Aguas abajo, el Pont du Diable, en Saint-Jean-de-Fos, es el puente románico más antiguo de Francia, que fue hecho por los monjes de la Abadía.

Itinerario Saint- Guilhem-le-desert ­Cordes- sur-ciel

Hay que dejarse seducir por el rostro amable de Cordes-sur-Ciel, un hermoso pueblo lleno de leyenda se arremolina en torno a su promontorio rocoso como una madeja de piedra, considerado uno de los valiosos tesoros de la arquitectura gótica.

Dominando la región de Albi, Cordes-sur-Ciel se ubica en un entorno privilegiado, el pueblo está situado en el cruce del viñedo con Denominación de Origen Controlado Gaillac y del inmenso bosque de la Grésigne, con más de 4.000 hectáreas.

Se sitúa en el centro de una red de lugares históricos en la que se destacan otras pequeñas maravillas, como lo son los pueblos medievales de Puycelsy, Castelnau-de-Montmiral, Penne e incluso Bruniquel, en las gargantas del Aveyron.

En Cordes-sur-Ciel podrás descubrir una de las más antiguas y fantásticas Villas fortificadas de Occitania, donde ir de vacaciones es toda una experiencia maravillosa.

error: Content is protected !!