El occitano, un idioma que resiste en Francia

A pesar de siglos de esfuerzos por hacer del francés estandarizado la lengua de toda Francia, el occitano, intrínsecamente ligado a la cultura local, no ha podido ser suprimido.

Aunque poca gente ha oído hablar del occitano, también conocido como Lengua de Oc, es una de las varias lenguas románicas que evolucionaron a partir del latín vernáculo.

Todavía se habla en seis dialectos principales en el sur de Francia, así como en partes del noroeste de Italia y el norte de España. El occitano fue en su día la lengua franca del sur de Francia, y es más conocido por ser la lengua en la que cantaban los trovadores.

Pero en 1539, el rey Francisco I promulgó un edicto, la Ordonnance de Villers-Cotterêts, que convertía el francés, el dialecto del norte de París e Île-de-France, en la lengua oficial de todo el país.

El occitano, un idioma que resiste en Francia

El idioma de la vida cotidiana

Sin embargo, fuera de los asuntos oficiales y de los documentos escritos (como los certificados de matrimonio, de defunción y de nacimiento), gran parte de la vida cotidiana siguió desarrollándose lejos de la oficialidad. Así, el occitano siguió siendo la lengua del hogar, del campo y de la familia.

A pesar de los tres siglos de esfuerzos por convertir el francés estandarizado en la lengua de toda Francia, en 1863 en el sur del país más de la mitad de la población seguía sin ser francófona.

En la Dordoña las cifras eran aún más elevadas, ya que más del 90% de la población seguía siendo mayoritariamente occitana. Pero, a principios del siglo XX, el gobierno central lanzó una agresiva campaña para extinguir cualquier lengua que no fuera el francés estándar.

Se prohibió la enseñanza del occitano en las escuelas y se castigó a los niños que utilizaban su lengua materna, una práctica que infundió una profunda vergüenza en muchas personas. Las copias de las llaves que abren las puertas de la modernidad pasaban por expresarse exclusivamente en francés.

Muchos ancianos de la Dordoña todavía cuentan historias sobre cómo fueron humillados en la escuela por hablar occitano.

Un idioma ligado a su cultura

La región de la Dordoña es rica en ríos que han esculpido profundamente la suave y dorada piedra caliza en cuevas y acantilados, valles fértiles y mesetas en las colinas. Es una región agrícola y ganadera donde persisten las prácticas tradicionales de agricultura y ganadería a pequeña escala.

Hoy en día, junto con el turismo, el sustento del Périgord sigue directamente conectado a la antigua tierra, donde el pasado fluye ininterrumpidamente hacia el presente.

El occitano está intrínsecamente ligado a la cultura del Périgord y describe íntimamente aspectos de sus vidas. Detalles que se pierden si se expresan en francés o que simplemente no tienen palabras francesas. El occitano está realmente ligado a la tierra, a la granja, a las tradiciones y a las leyendas.

Algunas cosas relativas a los animales, a las plantas, sólo se conocen en la antigua lengua. En la Dordoña, le cluzeau [roca excavada o refugio en una cueva], le cingle [camino en bucle o circular], le téchou [cerdo] se expresan siempre en occitano.

En grave peligro de desaparecer

El hecho de que la lengua esté tan entrelazada con la cultura es quizás la razón por la que nunca se ha desvanecido del todo.

A pesar de estar clasificada como «en grave peligro» por la Unesco, ha sobrevivido en los ámbitos tradicionales. En los hogares, en los cuentos populares, en los campos durante la siembra y la cosecha, con el pastoreo y la trashumancia, en la música y la poesía.

También se escucha en los refranes que se escapan de forma natural de la lengua, como «se la barba donava de sen, totas las cabras serían doctors» (si la barba fuera el signo de la sabiduría, todas las cabras serían doctoras), o «l’aiga va totjorn d’aval» (el agua siempre baja, que significa que las cosas son como son).

Desde la década de 1950, el occitano y otras lenguas regionales minoritarias de Francia han vuelto a adquirir asociaciones positivas, desprendiéndose de las connotaciones negativas que les asignó el gobierno central hace 100 años.

Hoy en día, el occitano ha dejado de estar prohibido y experimenta un pequeño pero saludable renacimiento, con unos tres millones de hablantes en todas las regiones del sur de Francia.

Tradiciones y sabores de Occitania

En Occitania al sur de Francia se encuentra una rica tradición gastronómica, entre otras tradiciones que hacen de esta ciudad una de las mejores para visitar, es por ello que no es necesario justificar por la gastronomía francesa es tan rica y variada. 

Es una cuidada reconocida por la Unesco declarando como Patrimonio Cultural Inmaterial, debido a la influencia que tiene y tuvo en el mundo, en Occitania tendrás la oportunidad de probar los platos típicos de la zona como el cassoulet, el coq au vin, la creme brulee, el ratatouille, los crepes y vinos efervescentes como el Blanquette De Limoux, entre otros layton y bebidas tradicionales del lugar. 

El espumoso más antiguo del mundo 

Pasear por la Carcasona es uno de los planes más populares de Occitania y hacerlo disfrutando del vino blanquette de Limoux mejor, Carcasona es un lugar famoso por sus tres kilómetros de murallas reconstruidas que albergan diferentes monumentos como la cátedra y el castillo Condal. 

La bebida espumosa se puede encontrar en diferentes tiendas de recuerdos, además se puede disfrutar en bodegas como la de Robert Pierre a algunos kilómetros, esta son las bebidas más populares de Francia. 

Es un vino considerado como el espumoso más antiguo y se elaboró por primera vez en el año 1531 en la abadía de Saint Hilaire, se produce principalmente con uvas mauzac, chenin blanc y chardonnay. 

Tradición y modernidad en Occitania 

Fuera de la ciudad de Carcasona está un Hotel-Restaurant Le Parc, es un hotel pequeño pero cuenta con un restaurante cuya decoración es elegante, con varios espacios en tonalidades neutras y el servicio que ofrece es de excelente calidad. 

Es un lugar que ofrece tres propuestas de menú o también puede pedir a la carta, la oferta gastronómica del lugar es muy amplia y se basa principalmente en los productos típicos de la zona con un toque culinario sofisticado. 

Entre los platos más destacados están el plato de vieiras y repollo, las bayas de enebro, la concha de vieira asada, la salchicha de Morteau entre otros platos típicos, son muchos los lugares donde se encuentra deliciosa comida casera. 

La capital de Pirineos 

Perpignan fue una ciudad española hasta el año 1659,, esta pertenece a la Cataluña Norte, es una ciudad que cuenta con monumentos históricos en los que laboraron los mejores herreros y cerrajeros Santa Coloma de Gramenet de la época como la Catedral de San Juan Bautista o la Lonja. 

De igual forma se encuentra el Café Viene, en la Plaza Francois Arago, recomendado especialmente por su terraza y una cocina siempre abierta al público, es un espacio ideal para picar algo durante el paseo por el casco histórico de la ciudad. 

Otra de los hermosos lugares de Francia es Narbona, es considerada como la capital de los quesos por la inabarcable variedad de Les Grands Buffets y también dispone de un mercado al cruzar el canal que divide ambos sectores de la ciudad. 

Finalmente, es una ciudad que hay que visitar, es un lugar lleno de hermosos monumentos, paradas de embutidos, quesos, bebidas y los más deliciosos platos típicos de la región. 

Montpellier, la segunda capital de Occitania

Luego de Toulouse, Montpellier es conocida como una de las ciudades más importante de Occitania, al sur de Francia, se trata de una ciudad con muchos atractivos turísticos, no solo por su agradable centro histórico, con mucha influencia española, sino también por tener un gran teatro de ópera y ser un punto importante para hacer compras en sus famosos centros comerciales.

Es conocida por tener el Mardin botánico mas antiguo de Francia, es una ciudad universitaria y también es una ciudad que se encuentra muy cerca del Mediterráneo, por lo que podrás disfrutar de las preparaciones con pescado fresco que te dejaran con ganas de más, y también por sus hermosas vistas al mar y por sus monumentos históricos.

Una ciudad muy acogedora

El clima en Montpellier es siempre muy agradable, además de que las vistas son impresionantes, esto sin mencionar que debido a que la arquitectura de la zona tiene mucha influencia española, no te sentirás fuera de casa.

Además es una ciudad que puedes recorrer a pie o en el tranvía, así que es muy cómoda su isita, especial para adultos mayores y también para vacacionar con niños, especialmente es atractiva por ser considerada muy segura, y es que los cerrajeros Terrassa debieron hacer muy buenos trabajos en las casas y establecimos comerciales.

Porque para que una ciudad sea segura, no basta solo que no haya ladrones, sino que sus habitantes tengan buenas protecciones en casa, y esto solo se logra con la ayuda de los cerrajeros profesionales.

Muchas cosas que hacer

Aunque puede parecer una pequeña ciudad, la verdad es que hay mucho que hacer en Montpellier, desde ir de compras, hasta visitar una de sus famosas playas, y es que hay actividades ampra todos los gustos, si que solo te queda disfrutar de lo que más te gusta.

La catedral de Montpellier es uno de los sitios que no puedes dejar de visitar, se trata de un monumento muy imponente, además puedes visitar el jardín botánico que es una experiencia fascinante, así como puedes disfrutar de sus bares pro la noche en su hermoso casco antiguo.

Comprar es muy cómodo en sus centros comerciales, que son hermosos y tienen una gran variedad de tiendas, y no olvides visitar sus puertos, y es que hay muchos lugares que conocerás en Montpellier y por los cuales querrás regresar una y otra vez.

Comida Mediterránea

Por su cercanía con el Mar Mediterráneo, es de esperarse que su comida sea fundamentalmente basada en este tipo de gastronomía, y es que sus restaurantes son una muestra de la calidad de sus frutos del mar, así que no dejes de probarlos y sorprendente con sus sabores.

Los mejores restaurantes se encuentran dentro del caso histórico de la ciudad, la cual presume de tener ocho restaurantes con estrellas Michelin, así que gastronómicamente hablando, visitar Montpellier es una experiencia de lujo que no puedes dejar de vivir cuando visites Montpellier.

Marciac, jazz y cultura en un solo lugar

Marciac es una población que está ubicada en la Región de Occitania, específicamente en el departamento de Gers, y fue fundada a finales del siglo XIII. Esta es una zona que destaca por el jazz, pero también es muy conocida por el arte que se encuentra en cada espacio del lugar.

Así que si has pensado conocer este conocido destino de Occitania, entonces no puedes dejar de conocer estas opciones.

Festival Jazz in Marciac

Consiste en un festival de gran reconocimiento, es celebrado durante la primera quincena de agosto en cada año, desde 1978. Y en su escenario se han presentado artistas de gran altura como Ray Charles, Bill Coleman, Diane Reeves, entre muchos otros.

El espacio que funciona como escenario para celebrar este festival es el antiguo convento de los agustinos, ubicado frente a la Plaza del Chevalier d’Antras, un espacio que se ha dedicado al mundo del swing y al jazz desde sus inicios hasta la actualidad.

De hecho, es un festival que siempre se ha llevado a cabo, incluso en el 2020 cuyos eventos fueron afectados por la pandemia del covid-19, entonces el Jazz in Marciac se convirtió Jazz at home.

Y para este año, ya se pueden encontrar las entradas a la venta para su acostumbrado escenario.

L’Astrada, una reconocida sala de espectáculos

Si quieres experimentar tiempo de calidad y conocer la cultura de Marciac, otro lugar que no puedes ignorar es la sala de espectáculos L’Astrada. Aquí tendrás la oportunidad de disfrutar jazz, incluso en vivo.

Este lugar es reconocido tanto por el público local, como el nacional e incluso internacional. Está ubicado en el campo, y al ser el único salón de convenciones de Jazz del Ministerio de Cultura y Comunicación, se puede afirmar que es otro símbolo cultural del lugar.

Y un dato interesante, es que para disfrutar de sus múltiples actos, L’Astrada funciona todas las estaciones del año.

Vinos para degustar en Gascuña

Y si quieres degustar las exquisiteces del lugar, como probar un fino Armañacs o el Floc de Gascogne, estás en el lugar ideal, porque Marciac es una región llena de historia, cultura y buenos vinos.

Una gran opción es conocer los viñedos que están ubicados en Marciac, los más conocidos son AOC Saint Mont y AOC Madiran, estos se encuentran ubicados en la encrucijada de los caminos de Santiago de Compostela.

En el caso del viñedo de Saint Mont, sus orígenes se remontan al año 1050, cuando los monjes benedictinos fundaron el conocido Monasterio de Saint-Mont.

La fama de estos vinos logró extenderse como ocurre en la actualidad con los servicios como el del cerrajero, si es un buen profesional su nombre recorrerá muchos hogares, y en el caso del viñedo, los peregrinos que recorrían el camino hacia Santiago de Compostela jugaron un valioso papel como dando a conocer la calidad de sus vinos.

De esta manera, sus vinos comenzaron a exportarse en los siglos XVI y XVII. Y desde entonces, han optimizado su procesamiento desde el cultivo, para garantizar un producto de calidad que pueda estar a la altura de paladares exigentes.

Lo interesante de Occitania al sur de Francia

Occitania es una de las 18 regiones de Francia, luego de la reforma territorial que se realizó en el país luego del 2014, en este año se fusionaron dos regiones importantes en la zona conocidas como Languedoc-Rosellón y el Mediodía-Pirineos, ambas están íntimamente relacionadas por su cultura e historia. 

Occitania es una de las ciudades más importantes de Europa, esto se debe a que es un lugar con una historia muy amplia, además que vivían diferentes tribus y luego de sucesivas invasiones y conflictos bélicos por largos periodos. 

Recorrido por Occitania 

El recorrido por occitania es sumamente interesante, de los trece departamentos de la región las zonas más interesantes son Lot, Tarn et Garonne, Aveyron y Haute Garonne. Cabe destacar que durante el recorrido los turistas pueden hospedarse en el pueblo Lisle-Sur-Tarn, es un lugar céntrico en el departamento del Tarn. 

Para iniciar el recorrido puedes comenzar en la zona oeste y luego del paréntesis de roma continuaron el recorrido por el este de la región Occitana. Esta zona posee 42 pueblos, entre los más cautivadores están Rocamador, Conques, Cordes-Sur-Ciel, y de los más pequeños están Rodelle o Domme, estos últimos son grandes descubrimientos en esta zona. 

Hospedaje en Occitana 

Una de las mejores zonas para hospedarse es el departamento de Tarn ya que es conocido como el corazón de Occitana, ya que se encuentra en el centro del mismo, desde aquí las personas podrán desplazarse hacia cualquier parte de la región en auto sin inconveniente alguno. 

Además, el pueblo de Lisle- Sur- Tarn es un pueblo encantador con un clima sumamente agradable y que dispone de múltiples servicios como farmacias, entidades bancarias, supermercados, entre otros negocios.

Es un departamento cercano a la ciudad de Albi y Toulouse, hacen que esta zona sea un lugar ideal para visitar y hospedarse, por otra parte, la seguridad de esta región es indescriptible, la mayoría de hoteles ofrecen un alojamiento cómodo y seguro, para el tema de la seguridad la zona cuenta con empresas de cerrajería donde encuentras los mejore productos y cerrajeros profesionales dispuestos a mejorar la protección de sus huéspedes. 

Por otra parte, Occitania posee pueblos encantadores con un clima agradable y si quieres conocer todo su territorio no dudes en consultar con las diferentes oficinas turísticas de la región, es común encontrar una oficina de información en cualquier pueblo por más pequeño que este sea. 

De igual forma, existen diferentes páginas web que ofrecen una planificación de viaje guiada, de igual forma ofrecen información detallada de los días festivos, los horarios de pinturas de museos y parques, entre otros. 

La ciudad más grande sin duda es Tolouse con casi medio millón de habitantes, es una de las zonas más pobladas de Francia. En fin, visitar Occitana es una experiencia increíble, es un lugar lleno de naturaleza independiente y pueblos llenos de leyendas que cualquier turista quisiera conocer, sin duda alguna si quieres visitar un hermoso lugar lleno de historia, el sur de Francia es tu mejor opción. 

Descubre Toulouse, capital de Occitania

En la frontera de Francia con España se encuentra la región histórica de Occitania, cuya capital es Toulouse por ser considerada el centro económico mas importante de la región, esto si Occitania fuera una región independiente.

Lo cierto es que en Toulouse es una ciudad espectacular, que tiene muchos monumentos históricos, paisajes naturales, mucho encanto, además de una gastronomía que te va a fascinar, siendo su salchicha una de las comidas mas emblemáticas, la que todos quieren probar por su sabor único e irresistible.

Una ciudad con mucha cultura

En Toulouse se puede decir que la cultura francesa tienen mucha influencia, pero la realidad es que últimamente se ha visto muy cambiada debido a una gran ola de inmigrantes, de hecho, esta ciudad era el sitio de exilio preferido por muchas familias catalanas en la época de Franco.

En realidad la influencia española está muy marcada de manera que es posible conseguir menús traducidos al español, y también muchas personas que lo hablan, de hecho es el segundo idioma que se habla en ella, una ciudad con muchos secretos por descubrir, lo que si esta a la vista es que es muy segura, y es que en sus inmuebles, la seguridad es de los cerrajeros locales.

Porque en Toulouse es muy importante brindarles seguridad a todos sus habitantes, y también a sus visitantes, y es que se trata de una ciudad con un número importante de turistas, por tal razón los cerrajeros se han esforzado en ofrecer sus mejores servicios para garantizar la seguridad.

La ciudad del arte y de la historia

Así es conocida Toulouse, de manera que se trata de una ciudad en donde no te cansaras de visitar museos y muchos lugares llenos de historia, y es que es imposible recorrerlos todos en un solo viaje, así que este lugar es perfecto para los amantes de la historia en la arquitectura, así como del arte en todas sus expresiones.

Hay muchos edificios arquitectónicos impresionantes, llenos de mucha historia, entre ellos destacan los religiosos, que son dignos de visitar, no solo las iglesias católicas, sino también algunas iglesias ortodoxas, las protestantes, y también muchas mezquitas que hay en toda la ciudad, porque es una ciudad con mucha variedad de cultos.

Hay muchos parques y jardines en la ciudad que son una pasada, además también hay una gran selección de museos, perfectos para pasar el día entretenido viendo obras de arte, de manera que la actividad relacionada con el arte y la historia es muy sustanciosa, hay mucho por descubrir.

No dejes de probar sus famosas salchichas

Quienes visitan la ciudad de Toulouse no dejan de disfrutar de su salchicha, la cual se consume generalmente a la parilla, y es que se trata de un embutido cuya carenes de cerdo que se condimenta con sal, azúcar, agua y pimienta y se introduce dentro de los intestinos de cerdo, una delicia culinaria que sin lugar a dudas podrás probar en cualquier sitio de esta ciudad.

Lugares que debes visitar si viajas a Provenza

El turismo es muy importante para muchos lugares del mundo, incluido Provenza, porque genera crecimiento, además favorece el crecimiento del empleo, lo que se traduce en una gran cantidad de euros anuales para un mejor desarrollo del lugar.

Los ingresos permiten adquirir más recursos turísticos, y así poder captar la atracción de más turistas, lo que representa el corazón de la economía.

Su nombre se debe a datos interesantes de la historia, tras la primera conquista de Galia Transalpina, entre el 58 y 51 a.C. quedó integrada a la provincia romana, es una región histórica y cultural de Francia.

Su situación geográfica se extiende por el este desde el rio Ródano hasta la ciudad de Antibes, por el este Condado de Nuza, Sur Mar Mediterráneo, oeste Ródano y al norte monte Ventoux. Si tienes la oportunidad de viajar a Provenza, no dudes en visitar estos lugares.

Gorges du Verdon

Es un paisaje de Provenza, su naturaleza es impresionante, el rio Verdón que transita por allí es un afluente del Río Durance, el cual nace en los Alpes y desemboca en el embalse de Cadarache, es conocido por sus bellas gargantas que son llamadas Gorges du Verdon.

Edouard Alfred Martel, quien fue conocido como el padre de la espeleología moderna, en 1905 por primera vez exploró estas gargantas y desde ese momento se dieron a conocer y en 1920 ya se habían creado miradores para admirar las preciosas vistas.

Saint Remy de Provence

Es uno de los pueblos de La Provenza, los más bellos y acogedores. Están indicados para explorar.

En cuanto a la estadía no tendrás de qué preocuparte, porque disponen del hotel Le Castelet des Alpilles, que tiene ambiente rústico, y posee una oferta gastronómica muy abundante, además vas a disponer de una variedad de restaurantes con sabor francés, muy acogedores.

Gordes el pueblo de la Lavanda

Este es uno de los pueblos que son más fotografiados por la floración que tiñe de violeta los campos de esta comarca entre los meses de junio y julio, se hizo popular por ser escenario de la película Un Buen Año. Queda encaramado en las colinas, sus calles medievales, pequeñas plazas, es uno de los pueblos más bellos de Francia.

Les Baux en Provence

Este es otro pueblo perfecto para los turistas, tiene un parque con variedad de restaurantes, tiendas de recuerdos y de artesanía, como al entrar en la tienda de un cerrajero y tienes tanto para elegir.

También disponen de un castillo, y muchos comercios. Todos se enfocan al turismo, su temporada alta es el mes de octubre.

Aviñon la ciudad de los papas

A orillas del Ródano se encuentra la localidad de Aviñón. El Palacio de los Papas, fue la sede del trono de Pedro por 70 años, a lo largo del siglo XIII.

Disputas entre los pontífices y los Emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico, sufrieron un golpe de timón, Clemente IV abandonó el imperio, entregó el Reino de Sicilia a Carlos de Anjou. Los papas llegaron aquí por Poder, codicia, nepotismo y simonía.

Pueblo de Collioure

Es un antiguo pueblito de pescadores, sus barrios mantienen hermosas estancias que le dan el encanto para los turistas, su rico patrimonio en el siglo XIII La Cote vermeille, que fue tierra de los Reyes Mayorca y de Aragón.

El Castillo de Callioure fue fabricado por los reyes y lo usaron como residencia de verano a orillas del Mar Mediterráneo, en 1939 recibieron a Antonio Machado y su familia en exilio, allí están enterrados sus restos.

Conoce a Occitania a través del circuito Pueblos con Encanto

En el circuito Pueblos con Encanto, el itinerario recorre algunos de los más bellos pueblos de Francia, que se inicia en Collioure, Joya de la Cote Vermeille, para seguir su desplazamiento por Saint-Guilhem, que es un paraíso de belleza natural indómita.

Cordes-sur-Ciel, pueblo lleno de varias leyendas sobre un promontorio rocoso, Rocamadour, Conques, parada ineluduble en el camino hacia el Puy, el más conocido de los caminos que conducen a Santiago de Compostela.

Pueblo de Collioure

Está situado a 190 km al suroeste de Montpellier, 2 horas 15, o a 240 km al sureste de Toulouse 2 horas 30, Joya de la Cote Vermeille, a veinte kilómetros aproximadamente de la frontera española.

Collioure, un antiguo pueblito de pescadores cuyos barrios se mantienen auténticos brindando hermosas estancias de encanto para los turistas.

Les sorprenderá su rico patrimonio, en el siglo XIII, La Cote Vermeille era tierra de los Reyes de Mallorca y de Aragón, el castillo de Collioure fue fabricado y usado por los reyes como residencia de verano en orillas del mar mediterráneo.

También recibió a Antonio Machado y su familia en exilio en 1939, desde ese momento se quedaron en el pueblo, hoy en antiguo cementerio, donde están enterrados sus restos, y la casa donde habitaba su familia, son sitios de peregrinación y meditación.

Itinerario Collioure – Saint – Guilhen –le –désert

Saint-Guilhen es un paraíso de belleza en una naturaleza indómita, el hermoso valle del Hérault, Sainth-Guilhem-le-Désert es una etapa obligada en la Vía Tolosana.

En este sitio donde, en torno el año 1000, llegaban los peregrinos desde el Oriente e Italia con ruta hacia España, así como llega una persona a la cerrajería a pedir la ayuda del cerrajero, haciendo un alto en la Abadía de Gellone, que fue fundada en el 804.

Esta Joya del románico alberga las reliquias de San Guillermo y fragmentos de la cruz de Cristo, una donación de Carlomagno, el desarrollado en la margen izquierda del arroyo Verdus, el pueblo que fue catalogado entre los más bellos de Francia, es un pueblo travesía.

Las ventanas románicas o renacentistas y las arquerías revelan la identidad medieval de la cuidad, Aguas abajo, el Pont du Diable, en Saint-Jean-de-Fos, es el puente románico más antiguo de Francia, que fue hecho por los monjes de la Abadía.

Itinerario Saint- Guilhem-le-desert ­Cordes- sur-ciel

Hay que dejarse seducir por el rostro amable de Cordes-sur-Ciel, un hermoso pueblo lleno de leyenda se arremolina en torno a su promontorio rocoso como una madeja de piedra, considerado uno de los valiosos tesoros de la arquitectura gótica.

Dominando la región de Albi, Cordes-sur-Ciel se ubica en un entorno privilegiado, el pueblo está situado en el cruce del viñedo con Denominación de Origen Controlado Gaillac y del inmenso bosque de la Grésigne, con más de 4.000 hectáreas.

Se sitúa en el centro de una red de lugares históricos en la que se destacan otras pequeñas maravillas, como lo son los pueblos medievales de Puycelsy, Castelnau-de-Montmiral, Penne e incluso Bruniquel, en las gargantas del Aveyron.

En Cordes-sur-Ciel podrás descubrir una de las más antiguas y fantásticas Villas fortificadas de Occitania, donde ir de vacaciones es toda una experiencia maravillosa.

Lo que debes saber de Occitania

Occitania se encuentra situada entre el golfo de Vizcaya y los Alpes occidentales, y entre el Macizo Central (en occitano: Massís Central) francés, el mar Mediterráneo y los Pirineos (en occitano Pirinèus) centrales. Es un lugar de ensueño que nos trasporta a la época cuando los cerrajeros eran forjadores de hierro.

Cuencas fluviales en Occitania

Tres cuencas fluviales se destacan en Occitania: la del Ródano en el este y afluente del Mediterráneo y las del Garona y el Loira en el oeste, estas dos cuencas occidentales afluyen directamente al océano Atlántico, la del Lèger señala aproximadamente los límites históricos entre la zona de la lengua de Oc, es decir, la Occitania (al sur) y la lengua de oil o francés (el área al norte de este río, en donde prepondera absolutamente el idioma francés, es el territorio llamado Francimania por los occitanos). De este modo, el «País Occitano» abarca una extensión aproximada de unos 200 000 km², en la que viven unos 15 millones de habitantes.

Regiones de Occitania.

Comprende siete regiones históricas, en la mayor parte de los cuales se habla algún dialecto del occitano: Gascuña y Guyena en la zona occidental; Lemosín y Auvernia en el norte; el Delfinado y la Provenza en la zona oriental y el Languedoc al sur. Occitania no tiene ninguna entidad política unificada, por lo tanto, no es posible identificar una capital. No obstante, el nacionalismo occitano siempre ha tendido mayoritariamente a ubicar la capital de una posible Occitania independiente en la ciudad de Toulouse, al ser el principal centro económico del país.

Extensión cultural de Occitania.

•             Las regiones francesas de Occitania: Provenza-Alpes-Costa Azul y parte de Auvernia-Ródano-Alpes, Centro-Valle de Loira y Nueva Aquitania.

•             El Principado de Mónaco: más por su situación geográfica que por el uso real de la lengua occitana en este.

•             Las Valadas occitanas: en el noroeste de Italia (mayoritariamente en la región del Piamonte).

•             El Valle de Arán: en la comunidad autónoma de Cataluña, al noreste de España.

Poitou, el Saintonge y el Angoumois están separadas territorial y culturalmente de Occitania.

Movimientos políticos nacionalistas occitanos

El nacionalismo occitano adquirió expresión política a partir de 1959, con la creación por parte de Francés Fontan del Partit Nacionalista Occitan, conocido por las siglas PNO, representando la concreción de las teorías sociopolíticas desarrolladas por  ideólogos occitanistas y sobre todo las de Robèrt Lafont. En la actualidad el regionalismo occitano ha visto concretado parte de sus aspiraciones políticas con la creación de la región administrativa francesa de Occitania, sin embargo existen corrientes críticas occitanas que demandan al gobierno francés la corrección de los límites de la región y la integración en la misma del departamento de Cantal, de lengua y cultura puramente occitanas, y que actualmente está integrado junto con otros cantones que son «mixtos» en la región administrativa de Auvergne-Rhone-Alpes. También los regionalistas occitanos reclaman en la actualidad una mayor presencia del occitano en guarderías y escuelas primarias, y que tome carácter obligatorio junto al francés sin menospreciar a este último.

Occitania, una región en donde el turismo es una experiencia inolvidable

La región de Occitania es considerada como un destino turístico de mucho interés por personas del mundo entero, y es que esta es una región de Europa que esta localizada al suroeste de Europa y que comprende diferentes zonas de países europeos, como lo son Italia, Francia y España.

Algo curioso de Occitania es que los pueblos o localidades que formen parte de esta región de Europa compartieron por mucho tiempo la lengua vernácula del occitano, lo cual tuvo mucha influencia en su cultura, y de ello hay numerosas evidencias, lo cual es uno de los atractivos turísticos de esta región europea que tan famosa se está haciendo.

Es muy seguro visitarla

Algunas personas se preocupan de la seguridad durante sus viajes, y la realidad es que en las zonas que comprenden Occitania, esa no es una preocupación, porque en la parte española específicamente la de Cataluña, la seguridad es una cultura muy bien fomentada.

De manera que la mayoría de los edificios, casas y comercios cuentan con seguridad provista pro cerrajeros profesionales, los cuales ayudan a que cualquier bien pueda responder de forma efectiva ante los intentos de robo.

Es por ello que en Occitania, la cultura de proteger los bienes está extendida, de manera que difícilmente serás victima de robo porque ingresen a los lugares en los que te encuentras, porque los cerrajeros han hecho buenos trabajos protegiendo los bienes.

Son muchas regiones que se pueden visitar

Si vemos el mapa de Occitania, sabrás que tienes muchos kilómetros por recorrer, y es que se trata de poblaciones de tres países muy distintos, por lo que no se puede decir que se va a conseguir una sola lengua, una sola cultura, una sola gastronomía, y mucho menos, una sola gastronomía, por lo que tendrás mucho por recorrer y conocer, mejor para los aventureros.

Por ello es que visitar Occitania será toda una experiencia, en donde encontraras una cultura muy diversa, pero que toda ella esta amalgamada por la influencia del idioma romántico, aunque para muchos la región de Occitania sea un sentimiento y no una comunidad que comparta mucho más de lo que ya se detalló.

Se trata de una región donde habitan alrededor de 15 millones de habitantes, y en donde se comprenden diferentes regiones, y es que parte del territorio de España que pertenece a esta región es de los Pirineos, una zona montañosa de muy bajas temperaturas, así como el Valle de Arán.

Un gran recorrido gastronómico

Para los que disfrutan de la gastronomía, este viaje por Occitania será una grata experiencia, ya que vas a poder visitar diferentes regiones, en donde vas a conocer como la cultura también ejerce una gran influencia sobre la gastronomía de los pueblos occitanos.

Puedes disfrutar de vinos de excelente calidad, pero que no son grandemente comercializados, así que es posible que solo disfrutes de ellos en los lugares que visitas durante este viaje.

error: Content is protected !!